“¿Cómo están ustedes?” Recordemos la respuesta…

NARIZ PAYASO

Hace algún tiempo,  nos dejaba un hombre querido: Emilio Aragón, nuestro Miliki…y nos dejaba con buenos recuerdos,  como quizás todos/as quisiéramos irnos. A lo largo de esta semana,  hemos visto numerosas muestras de cariño en redes sociales y medios de comunicación.  Quizás al saber que formaba ya parte del recuerdo, me haya llevado a traer de nuevo a la memoria una infancia lejana y, sobre todo,  a preguntarme en qué momento de nuestras biografías empezamos a contestar de puntillas a la pregunta social de cualquier encuentro “¿Cómo estás?”…en qué momento nos olvidamos de esa respuesta que salía de mucho más allá de nuestra garganta y cuando aún no teníamos ni idea de los beneficios de la respiración abdominal o de técnicas de oratoria, nos llevaba a llenar los pulmones con todo el aire que nos rodeaba al empezar a escuchar la sintonía de ese Circo (¡sin animales!)…sabíamos que llegaría aquel “¿Cómo están ustedes?” y ya nos preparábamos a dar salida a nuestro grito  que no era un grito de guerra, sino que se trataba de un grito tribal porque todos nos uníamos para que ese “¡BIEEEEN!” recorriese los kilómetros necesarios que separaban nuestro televisor en blanco y negro de los estudios de la única cadena televisiva. Y al recordar esa energía, esas ganas,  esa bocanada de aire que salía con fuerza,  algo cambia y vuelve una huella que está ahí en algún lugar escondida.  Muchos y muchas pensarán cómo decir ahora que se está bien cuando apremian los problemas.  Sin embargo, poco conseguimos contándonos una y otra vez lo mal que van las cosas y toca dar nuevos enfoques,  para lo que se hace imprescindible que nuestro estado anímico esté equilibrado y nos sintamos fuertes para abrir nuevos caminos y explorar otras posibilidades de bienestar. Por ello,  por qué no hacer un pequeño –homenaje- ejercicio en imaginación (a los/as niños/as de cuarenti-¡cuántos!-tantos nos resulta fácil porque sólo se trata de recordar lo aprendido hace unos años):  visualizarnos diciendo bien fuerte “voy a estar bien”, sacando toda la tensión y potenciando una visión positiva de lo que podemos hacer…

In memoriam de quien regaló generosamente risas a lo largo de su vida y devolvemos sonrisas al recordarle.

Anuncios

3 pensamientos en ““¿Cómo están ustedes?” Recordemos la respuesta…

  1. Para mi los payasos tb forman parte de mi infancia y siempre que los recuerdo sonrío pensando en los buenos momentos que pasaba con ellos. Yo cada día me intento repetir (a veces se me olvida) que estoy MUY BIENNNNNN y que tengo mucha SUERTE!!

    • Es un ejercicio muy simple que ayuda a reafirmar y vivir plenamente el momento presente desde el bienestar, como es tu caso. Pero en caso de no encontrarnos bien, decirnos ese “voy a estar bien”, supone abrir una posibilidad de cambio, de intervención sobre el estado anímico o situación. ¡A seguir dándote esos mensajes positivos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s