Imagen

¿Por qué no jugar a ser hadas y hados para hacer una realidad de fábula?

Y es que cuentan del Pensamiento Positivo…

Imagen

que es un pensamiento alejado de la realidad, carente de juicio crítico, inmaduro, poco ilustrado e inocente por definición. Sin embargo,  a favor de  los planteamientos positivos diré que permiten analizar mayor número de matices frente a cualquier problema al no focalizar la atención en aspectos negativos  facilitando,  con ello,  la resolución de conflictos, que favorecen la creatividad al permitir que nuestro cerebro esté más abierto a explorar nuevos caminos, que ayudan a que todo nuestro organismo funcione de modo equilibrado, que nos permiten estar más activos,  que favorecen el establecimiento de conexiones con temas que ya conocemos mejorando el aprendizaje y un largo etcétera…Son muchos los beneficios que aporta pensar positivamente, pero daré un giro de tuerca contando que también se hace necesario expresar aquello que percibimos o sentimos de modo negativo para poder tomar distancia y enfocarlo de un modo más constructivo.  En ocasiones, hay quien se prohíbe taxativamente cualquier caída como si esto supusiera un estigma que atrajese todos los males, siendo igualmente contraproducente para el proceso de adaptación que necesitamos frente a las situaciones que nos resultan hostiles.  En este proceso de adaptación, podemos pasar de percibir algo que nos hace daño o que nos sentimos incapaces de afrontar a desarrollar los mecanismos que nos van a ayudar a superar esa situación. De este modo, hemos permitido que lo que inicialmente se consideraba como negativo haya pasado a ser parte de un desarrollo de estrategias. Si blindamos desde el principio esas emociones negativas,  estamos impidiendo igualmente el cambio, además de alimentar bloqueos. Porque pensar positivamente no es inventar castillos en el aire (por supuesto, está bien soñar, pero hablamos de otra cosa),  sino mirar de frente la realidad (aunque a veces duela) y, a partir de ahí, intervenir de modo que nos haga avanzar. Y, quizás, sería entonces más acertado hablar de pensamiento positivo-constructivo…¿te apuntas a construir?