Aquí y ahora…

Imagen

El espejo del Matrimonio Arnolfini siempre me cautivó…quizás por la magia del reflejo casi fotográfico, tal vez por los detalles infinitos que recorren la superficie de ese reflejo, posiblemente por el preciosismo miniaturista de cada uno de esos detalles…o es probable que la mirada quede atrapada en la frase escrita sobre él afirmando que Jan Van Eyck estuvo aquí

Un aquí y ahora que ha perdurado siglos y cuyos trazos perfectamente delineados nos hablan de una presencia plena en el momento de la ejecución del lienzo, además de tratarse de un testimonio del acto matrimonial de la pareja. Y es que vivir el momento presente plenamente y en su continuidad, poco a poco y sin darnos mucha cuenta, se ha convertido en una proeza. Nuestro aquí y ahora se ha transformado en un vertiginoso instante inmediato que al segundo siguiente ya ha perdido su interés. Vamos leyendo de puntillas titulares que nos cuentan noticias y nos convencemos de que de ese modo estamos informados. Hemos sustituido nuestro estar por un compartir en redes, mientras atendemos lo que contamos en 140 caracteres. Y es que no sería lo mismo si el pintor hubiese contado: como testigo de un #matrimonio1434 @janvaneyck .  Probablemente, minutos más tarde habría pasado a formar parte de la historia anónima, salvo que a algún seguidor despistado le hubiese llamado la atención su comentario y poco más.

Evidentemente, son muchas las ventajas que arroja la tecnología, pero siempre y cuando la utilicemos a nuestro favor. Para ello, volver a centrar la atención en aquello que se lleva a cabo en cada momento, nos ayudaría a profundizar para pensar en soluciones, concentrar nuestro potencial en aportar nuevos criterios, curiosear caminos diferentes y generar movimientos que nos lleven a avanzar.

Mientras te dejo con unas palabras de Wislawa Szymborska, quien en su libro Aquí, reflexionaba:

A las obras de Proust

No les añaden en la librería un mando a distancia,

No podemos cambiar

A un partido de fútbol

O a un concurso donde ganar un Volvo.

Vivimos más,

Pero menos precisos

Y con frases cortas.

Viajamos más rápidos, más a menudo, más lejos,

Aunque, en lugar de recuerdos, volvemos con fotos.

Aquí yo con un tío,

Aquel creo que es mi ex.

Aquí todos en pelotas,

Así que seguramente es una playa.

Siete tomos: piedad.

¿No se podría resumir, abreviar,

O mejor mostrar en imágenes todo eso?

Una vez pasaron una serie que se titulaba La muñeca,

Pero mi cuñada dice que era de otro que también empezaba por P.

Además, seamos sinceros, quién es ése.

Al parecer escribió en la cama un montón de años.

Página tras página,

A una velocidad limitada.

Y nosotros con la quinta puesta

y-toquemos madera- saludables.

 

Poema de Wislawa Szymborska, Aquí, Bartleby Ed., 2009.

Anuncios

2 pensamientos en “Aquí y ahora…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s