Yo nunca seré de piedra

Imagen

Cuando nos damos la posibilidad de aprender y disfrutar de nuestras emociones, cualquiera de ellas nos puede servir para avanzar y encontrar nuevas formas de afrontar nuestra realidad…También aquellas que duelen tienen su lugar, a veces simplemente para saber dónde no queremos estar e incluso, en ocasiones, para recordarnos que estamos vivos.

“Yo nunca seré de piedra.
Lloraré cuando haga falta.
Lloraré cuando haga falta.
Lloraré cuando haga falta.

De piedra, los que no gritan.
De piedra, los que no ríen.
De piedra, los que no cantan.

Yo nunca seré de piedra.
Gritaré cuando haga falta.
Reiré cuando haga falta.
Cantaré cuando haga falta.”

Rafael Alberti.

(Texto del poeta y foto tomados de la deliciosa página Donde viven los cuentos encargados de difundir siempre belleza).

Anuncios